La Impedimenta

 

La Impedimenta

Por: Raúl Antonio Capote

Por qué no soy digno

Será que llevo la marca indeleble del fango en  la piel

Crucé la Trocha en día de tormenta

Entre llantos y aleteos de aves moribundas

sin estellas sin halos de nube

Nos guiaba la mirada que no cesa

El fulgor de la pupila insonne

Por qué no somos dignos de cabalgar a su lado

El sendero emboscaba la duda

La fusiles encendidos miraban a un lado

Llegabamos sin sombra y cargamos sin mirar al enemigo

De frente sobre los monstuos enfebrecidos

Y eso que les llamé impedimenta murmuró el centauro

Cuando nos vio convertidos en yerba

Tendidos entre las palmas y las piedras

Y yo que los llamé impedimenta

Dicen que fue una gota de sudor lo que rodó por su mejilla

Siguió la marcha hasta caer

II

Desde la retaguardia no se escucha bien el clarín

Pesan las cajas vacías y las cuencas húmedas

Los cuerpos desnudos sin huesos

El aire rojo tinto en polvo y sangre

Oculta el cantar de la fusilería

Revientan las faldas en el río

Delante se combate

Se muere

Caen en masa los girasoles y los dientes de leon.

Caen los pájaros del cielo en picada sobre los mulos

Por qué no somos dignos General

Por que nos niega la avanzada

Recuerde que una vez nos llamó impedimenta

Y cargamos con los jarros contra el enemigo.

3 comentarios en “La Impedimenta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s