El Control de lo que vemos, oimos y leemos II (+ Gráficos)

Por: Raúl Antonio Capote y Salvador Capote

Imagen10

A finales del siglo XX el Estado capitalista abandonó importantes áreas vitales de la economía, los servicios, las comunicaciones, etc. Estas áreas quedaron en manos de grandes conglomerados cuyo único objetivo es obtener la mayor cantidad de beneficios a como de lugar.

El proceso de desregularización iniciado en los Estados Unidos con la aprobación en 1996 de la Telecomunication Act por parte del entonces presidente estadounidense Bill Clinton, permitió que empresas con intereses ajenos a la lógica de la comunicación comenzaran a ser propietarias de los medios.

A las mega fusiones del capital financiero, industrial, militar le siguió un proceso mayor de concentración de los medios masivos de comunicación. Surgieron verdaderos monstruos de mil cabezas que lo mismo producen cereales que aviones de combate, alimentos transgénicos, autos, medicinas, galletas, noticias, video- juegos, misiles, representan artistas, editan los libros, los periódicos y las revistas que leemos, arman y promueven campañas presidenciales, dictan la moda, la política, los gustos, inventan y organizan guerras, nos conectan a Internet y a la televisión satélital, controlan la energía, etc.

Es el mundo de la Mass Consunmer Democracy, cada vez más cercano al mundo de Farenheim 451 vislumbrado por el escritor estadounidense Ray Bradbury, mundo de seres enajenados, donde la vida es una especie de reality show televisivo, donde no queda una gota de privacidad, de autodeterminación, de libertad, es el universo orweliamo de 1984.

En este mundo del capitalismo del siglo XXI la libertad de expresión no es otra cosa que la libertad de los Grandes Conglomerados para decirle a la gente lo que a esos conglomerados les interesa. Lo que no es nada nuevo bajo el sol, lo único diferente ahora es que esa “libertad” se limita aun más, si antes estaba en poder de los dueños de los medios y constituía, según se planteaba el 4to poder, ahora ese poder sobre la “libertad” está en manos de apenas unas cinco Mega transnacionales.

Imagen11

En los Estados Unidos Westinghouse, (que no solo fabrica refrigeradores y mezcladoras y otros enseres electrodomésticos sino que forma parte del Complejo Militar Industrial de los EE.UU) se fusiona con CBS- VIACOM

General Electric, también conocida por sus famosos electrodomésticos, empresa del Complejo Militar Industrial, se fusiona (más bien se adueña) de FOX News, Time Warner, Disney, Sony, AOL líder mundial de servicios de Internet, CNN- EMI, Time, LIFE, People, es dueña de satelites, agencias de información, redes de cable, revistas, radios, editoriales, Warner Music Grup con más de 1000 artistas contratados, ejemplos Madonna y Eric Clapton, el 86 % de lo que vemos, oímos y leemos.

En Europa, LAGARDER, una gran empresa de armamentos, se fusiona con Lemonde y compra importantes acciones de PRISA, DASAU (Armanentos), con Le Figaro, Fininvest (Empresa de Berlusconi) con MEPIASET-Tele 5, Mediabanca-FIAT con Risoli Corrieri de la Cera.

Todas estos Conglomerados europeos tienen a su vez como socios cada vez más dominantes a Westinghouse y General Electric, representados por Time Warner, FOX, VIACOM, AOL, SONY.

Otro fenómeno interesante es la integración que se produce entre estas mega empresas, las compañías de relaciones públicas estadounidenses como Burson Masteller, que opera en 35 países, (ejemplo de sus clientes son Monsanto y Union Carbide), el Grupo Rendon grupo de relaciones públicas experto en fabricar guerras, trabajaron para los Bush padre e hijo y para Bill Clinton y los psiops militar, psicoguerreros.

Imagen2Durante la guerra en Serbia psicoguerreros del 3er Bon de Operaciones Especiales de Fort Bragg trabajaron con CNN en la producción de noticias, Iraq fue el pináculo de esa interrelación, después vendrían Libia, Siria, Venezuela, Ucrania.

Esos charlatanes, como les llaman los periodistas, producen y dictan las matrices de opinión orientadas desde los centros de poder político, económico y militar y si los grandes beneficiados con las guerras son las empresas del complejo militar industrial y estás son dueñas de los grandes medios de comunicación e Internet ¿Qué tipo de noticias? ¿Qué clase de información es la que nos llega a través de esos medios?.

Dentro de muy poco no podremos hablar de Imperio norteamericano o Británico o Alemán, habrá que hablar de Imperios Westinghouse, o General Electric o Monsanto, con sus ejércitos privados de mercenarios, como lo que ya han operado defendiendo los intereses de esos grupos en diversas regiones del planeta.

Gráficos:

Imagen9Imagen8Imagen5Imagen7