Cuando la cobardía no tiene límites

Por: Prof. Nestor García Olazabal

El fascismo es fascismo en cualquier lugar del mundo, mostrar miedo o indiferencia ante ellos se paga con sangre
El fascismo es fascismo en cualquier lugar del mundo, mostrar miedo o indiferencia ante ellos se paga con sangre

Lo que indigna es el silencio de un ómnibus lleno de pasajeros donde ni una solo voz se irguió para enfrentar el odio, donde nadie llamó al silencio, a la disciplina, una guaga entera  callada ante la violencia, indiferente ante la amenaza

Hace unos días una vecina de mi comunidad viajaba en el ómnibus que la conduce a su casa de regreso del trabajo, cuando le llamó la atención un grupo de individuos entre los 20 y 30 años que vociferaban y gesticulaban como energúmenos. Se acercó a ellos con el objetivo de llamarles la atención pero la violencia verbal de los tipos la contuvo y atemorizó, el silencio del resto de los pasajeros ante tal actitud era abrumador, según describió ella posteriormente.

Al acercarse al barrio donde vive la compañera, pasaron frente a una comunidad nueva que se construye en la zona y fue como si a aquellos tipos les diera algo así como un ataque de histeria, uno de ellos gritó ahí vive el hijo de puta comunista Raúl Capote, a lo que le siguió todo un coro de improperios y amenazas.

Uno de los energúmenos amenazó con arrastrar a Capote por las calles de La Habana, otros hablaron de golpizas, ahorcamientos etc, en una bacanal de insultos y amenazas.

Según cuenta la vecina el mayor del grupo, un mulato grueso con aires de perdonavidas, les dijo provocador, cuidado que el tipo no es fácil, a lo que respondieron que si no podían llegar al hijo de puta entonces la emprenderían con la familia, el tiene una hija y dos varones, la mujer es maestra y trabaja en tal lugar, nosotros sabemos bien donde vive y anunciaron a todo el ómnibus el número del edificio y el apartamento.

Valor sin límites el de esos personajes de la farándula mercenaria, porque imagino que ya se habrán percatado de que se trata de “heroicos demócratas” asalariados del gobierno de los Estados Unidos, los 6 integrantes de varios grupúsculos (recuerden que militan en varios para tener más paga, no importa el color o la tendencia).

La actitud de ellos no me asombra, su ignorancia tampoco, su odio mucho menos, su cobardía es antológica, al respecto solo tengo que añadir que es verdad que Capote no es fácil, pueden estar convencidos de eso. Capote es un revolucionario cubano y para un revolucionario la posibilidad de morir es algo cotidiano y  asimilar la posibilidad de dar la vida por sus ideas y por los demás forma parte de su grandeza.

Burdos ignorantes parásitos, salidos de lo peor de nuestra sociedad. potenciales esbirros de Venturas y Caratalás, émulos de Posada Carriles y compañía. No conocen la grandeza de hombres como Raúl Capote, no la pueden entender.

No nos asombra que prediquen la muerte, la tortura, la horror, ya sabemos de sobra que podemos esperar si los amos de señores como esos llegan un día al poder.

Lo que indigna es el silencio de un ómnibus lleno de pasajeros donde ni una solo voz se irguió para enfrentar el odio, donde nadie llamó al silencio, a la disciplina, una guagua entera  callada ante la violencia, indiferente ante la amenaza realizada contra la familia de un hombre que renunció a su propia vida para defender, desde el silencio, la de todo un pueblo.