“En Cuba antes de 1959 el peso se cotizaba a la par que el dólar”

DESMITIFICANDO:

Por: Salvador Capote

Barrio de las Yaguas antes del 59 (para desmemoriados)
Barrio de las Yaguas antes del 59 (para desmemoriados)

MITO 15: “En Cuba antes de 1959 el peso se cotizaba a la par que el dólar”

REALIDAD: La paridad del peso con el dólar se estableció artificialmente porque convenía a los intereses norteamericanos y a la burguesía criolla importadora.

La absurda  política de restricción azucarera impuesta por Batista obligó, para contrarrestar la disminución en las exportaciones, a un gigantesco gasto público compensatorio. Los recursos necesarios los obtuvo el batistato mediante el endeudamiento de la República.

La deuda pública se elevó de $217.7 millones en 1952 hasta más de $1,300 millones en 1958. La mayor parte de ese dinero se utilizó en obras no reproductivas, monumentales,  pagadas muy por encima de su valor real para beneficio de funcionarios y contratistas corruptos al servicio del régimen.

Al monetizar su colosal deuda pública, amenazaba el peligro de una inflación nunca vista anteriormente. Sin embargo, aunque los medios de pago en manos del público, por causa principalmente de la política de gastos del régimen, subieron de $ 898.2 millones en 1951 a más de  $ 1,182.3 millones en 1958, esta inyección en la economía  de grandes cantidades de dinero no desató la inflación en los precios debido a los aumentos que se produjeron paralelamente  en las importaciones de bienes y servicios, principalmente desde Estados Unidos.

En otras palabras, mientras disminuían las exportaciones, aumentaban las importaciones, proceso facilitado por la paridad artificial del peso cubano con el dólar. Esta política pudo mantenerse porque se utilizaron las reservas de oro y divisas para equilibrar el Balance de Pagos Internacional. En 1951, estas reservas ascendían a $ 600.9 millones. En 1957 habían descendido a $ 304.2 millones y continuaron descendiendo posteriormente hasta que, al terminar 1958, el resto fue robado durante la estampida de los funcionarios batistianos.

Los  que en Miami se enorgullecen de que el  Capitolio de La Habana es copia del que existe en Washington, son los mismos plattistas que también se enorgullecen de aquella ficticia paridad del peso cubano con el dólar.

Los invito a ver este excelente trabajo publicado en La Jiribilla, son fotos de la Habana antes del 59 

http://www.lajiribilla.cu/2012/n558_01/558_05.html