Qué ha hecho la Revolución cubana en más de 50 años IV c

Logros en materia de infraestructura de escolar

Si fuéramos a hablar de otro gran logro de la Revolución, la construcción de escuelas ocupa un lugar privilegiado. Una de las primeras medidas de la Revolución en el poder en el año 1959 fue convertir los cuarteles militares de la tiranía en centros escolares.

El esfuerzo dedicado por Cuba, los cuantiosos recursos empleados, dan la medida de la importancia que se le dio desde los primeros momentos a la educación, asombra ver la obra realizada, si se tratara de un país no sometido a una brutal guerra económica, y recalco, no bloqueo y mucho menos embargo, sino guerra económica porque de eso se trata, guerra que va desde el sabotaje interno, la persecución de cuanto negocio emprende la isla, la amenaza y castigo a proveedores y socios extranjeros, el  impedir en acceso a los créditos y el financiamiento externo, impedir la compra de productos necesarios, medicamentos, materias primas, maquinarias, imposibilitar la venta de producciones cubanas, robo de recursos, decomiso arbitrario de productos, robo de firmas y un largo etc.

Sería digno de reconocerse que Cuba lo ha logrado todos esos avances a pesar de esa guerra económica. ¿Cuánto más se podría haber logrado sin el cerco inhumano, sin la hostilidad sin cuartel a que nos ha sometido el imperio desde hace más de 50 años? Los logros de la educació, son prueba idiscutible de que el modelo cubano que hoy actualizamos, ha sido exitoso, sin ese modelo no haría sido posible.

Vamos a enumerar algunos ejemplos de las escuelas construidas a partir de 1970, ya antes se habían convertido los cuarteles militares en escuelas a todo lo largo y ancho del paí, 69 cuarteles de la tiranía fueron convertidos en escuelas, con una capacidad total de 40 000 alumnos.s,  y se habían construido cientos de instalaciones nuevas, estas cifras no necesitan comentarios, hablan por si solas.

En 1970 se entregaron dos Secundarias con una capacidad total de 1.000 alumnos. En 1971 fueron entregadas ocho instalaciones escolares con una capacidad total de 4.400 alumnos. En 1972 se pusieron en servicio 46 instalaciones escolares con una capacidad total de 23.800 alumnos. El plan para 1973 establecía la terminación de 99 instalaciones escolares con una capacidad total de 60.860 alumnos.

Al final del quinquenio 1971-75 se alcanzó una producción anual de edificaciones escolares prefabricadas de 150 módulos de Secundaria Básica en el Campo o su equivalente en otros tipos de escuelas, que permitió incrementar anualmente en 90.000 alumnos la capacidad de los internados de enseñanza secundaria y media.

Escuelas para la Formación de Maestros.
Se entregaron hasta 1978, 13 Escuelas Pedagógicas de un total de 18 a construir según el plan, con capacidades entre 2.000 y 4.500 estudiantes internos cada una. Estos centros están vinculados con escuelas donde los alumnos realizan sus prácticas docentes.

Escuelas Vocacionales.
El objetivo de las escuelas vocacionales consistía en la orientación de los mejores estudiantes hacia las carreras universitarias relacionadas con la tecnología y las ciencias que más necesarias se consideran para el desarrollo del país. Se habían programado 15 escuelas de este tipo, de las cuales 7 estaban funcionando o en construcción en 1979. Las capacidades de dichas escuelas son de 2.500 ó 5.000 alumnos según la población de la provincia en que se ubicaba.

Por sus dimensiones, funciones y servicios constituyeron verdaderos conjuntos urbanos que además de las aulas y dormitorios,disponían de cine, biblioteca, hemeroteca, laboratorios y círculos de interés científico técnico, museo de ciencias, salones exposiciones científico-técnicas, centro de cálculo, gimnasio, salas polivalentes, salones de danza, teatro, música y artes plásticas y extensos campos deportivos con piscina olímpica, instalaciones de campo y pista, etc. Las escuelas incluían además de terrenos para el trabajo y la experimentación agrícola. Todas estas instalaciones se enlazan mediante galerías, plazas y patios interiores de diversos tamaños.

La Escuela Lenin en La Habana, fue la pionera de estas escuelas con cerca de 5.000 becarios. Esta escuela fue inaugurada oficialmente a principios de 1974 La Escuela Vocacional de Holguín es semejante a la Lenin en sus dimensiones y criterios de diseño. En Camagüey la Escuela Máximo Gómez, con capacidad para 2.500 alumnos, formaba parte del anillo de instalaciones escolares que rodea la ciudad. De esa misma capacidad es la Vocacional Federico Engels que se vio enriquecida por las experiencias obtenidas en los proyectos anteriores. Las Vocacionales sirvieron como campo de experimentación para la integración de la obra de los artistas plásticos, con la serie de murales en la Escuela Lenin y las esculturas conmemorativas de Camagüey y Pinar del Río.

Escuelas Deportivas
Para la promoción del deporte se desarrollaron las Escuelas de Profesores de Educación Física (EPEF) y las Escuelas para la Iniciación Deportiva (EIDE). Se habían construido o estaban en terminación en 1979, 5 EPEF en centros urbanos principales como Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Pinar del Río y Santa Clara, con capacidades entre 500 y 1.000 alumnos. Estas escuelas se situaron junto a las instalaciones deportivas a nivel de ciudad. Las mismas cuentan con laboratorios especializados. Las EIDE combinan el estudio normal con el trabajo y el deporte, incluyendo la preparación de 10 especialidades deportivas diferentes. Sus capacidades varían de 1.000 a 2.000 becarios. En 1979 ya se disponía de 8 escuelas de este tipo terminadas o en construcción, en diferentes ciudades.

Escuelas e Institutos Politécnicos
Los centros politécnicos constituían el porcentaje mayor de la educación media y se ubicaban junto a centros industriales, forestales, mineros, ganaderos, agrícolas, de la salud, etc. Los componentes de estos conjuntos son usualmente típicos en la parte docente y en los dormitorios, siendo solamente diferentes las naves para la especialización. Entre los numerosos centros tecnológicos construidos se pueden mencionar los de la Electrónica, del Astillero Naval y del Combinado Lácteo en La Habana, el Forestal y el de Salud en Pinar del Río, el Mecánico y el de Refrigeración en Santa Clara, el de la Construcción en Cienfuegos, el Ganadero en Camagüey, el de la Agricultura en Matanzas, los del Azúcar junto a los ingenios azucareros, etc.

Escuelas Secundarias Urbanas (ESBU)
En el quinquenio 1976-80 la demanda para las enseñanzas secundaria y media duplicó las cifras de 1975. La nueva demanda se fue resolviendo con escuelas en las ciudades, sin internado y con índices de construcción mucho más austeros. Las secundarias urbanas, se sitúan al nivel de los micro distritos de viviendas, con proyectos para 600 y 1.200 alumnos resueltos en 3 y 4 plantas respectivamente. Sólo constan de las instalaciones docentes indispensables tales como aulas, talleres, laboratorios y campos deportivos. El área de construcción de la secundaria urbana es tal que permitía una utilización 5 veces más intensa que la Secundaria Básica en el Campo. Para el curso 1977-78 ya estaban en funcionamiento 60 unidades del tipo descrito.

Escuelas Politécnicas Urbanas (EPTU)
Dentro del mismo criterio de multiplicar la efectividad de los recursos dedicados a las construcciones escolares se proyectaron las Escuelas Politécnicas Urbanas para la formación de obreros calificados. La capacidad programada para estas escuelas era de 1.000 alumnos en dos turnos de clases. Entre las especialidades que se estudian en esas escuelas están las de mecánica, soldadura, electricidad, carpintería y construcciones.

Círculos Infantiles
Otra instalación complementaria del sistema escolar es el círculo infantil, que atiende a los niños en edad preescolar cuyas madres trabajan. El círculo infantil recibe niños de edades comprendidas entre los 45 días de nacido y los 5 años. Se construyeron círculos de una planta para capacidades de 120 a 180 niños y en dos plantas para 180 niños. A manera experimental se edificaron algunos círculos para 180 niños en 3 plantas, ubicados en las zonas más congestionadas de la ciudad de La Habana. Uno de los actos de terrorismo vas deleznables cometidos por el gobierno de los EEUU contra Cuba,  fue el incendio del círculo infantil Le Van Tham, ubicado en la capital cubana, con sus más de quinientos niños pequeños en su interior.

Institutos Superiores y Universidades
El esfuerzo principal en el campo de las edificaciones escolares se dirigiría hacia los centros de enseñanza superior. En 1959 había en el país menos de 3 estudiantes de ese nivel por cada 1.000 habitantes. Este índice había aumentado en 5 veces hasta 1978, contándose en ese año con 14,5 estudiantes de nivel superior por cada 1.000 habitantes.

La enseñanza superior se había enriquecido también en términos de especialización. El número de carreras profesionales que se estudiaban en el país aumentó de 24 a 40 . Esta especialización determinó el surgimiento de una variada tipología entre los centros de nivel superior. En 1979 se proyectaron y construyeron nuevos centros universitarios, institutos superiores politécnicos, institutos superiores de ciencias agropecuarias, de ciencias médicas, minero-metalúrgicos, pedagógicos y de economía, distribuidos entre casi todas las provincias.

Esto es solo un recorrido por este tema durante los primeros años de la Revolución, hasta los años 80, después de esa década, disminuyó el ritmo de construcción de centros educacionales, al estar cubiertas las necesidades, aunque se abrieron escuelas de Instructores de Arte, Trabajadores Sociales, la Escuela Latinoamericana de Medicina, etc.

Lo logrado por Cuba en el campo de la educación es paradigmático y demuestra que con pocos recursos, cuando hay la voluntad política necesaria y se le une a esa voluntad el empeño de un pueblo trabajador se pueden hacer grandes cosas.