Congresistas cubano-americanos se beneficiaron de un fraude gigantesco

Por: Jean-Guy Allard
Fecha de publicación: 06/01/12

Tomado de Aporrea.org

Verguenza
Verguenza

6 de enero de 2011.-Todos los congresistas cubanoamericanos, empezando por Ileana Ros-Lehtinen, recibieron miles de dólares de contribuciones desde años, del empresario cubanoamericano Gaston E. Cantens, de 73 años, descrito por sus víctimas como “el Madoff de Miami” en referencia con el estafador neoyorquino.

Cantens ha sido acusado de estafar millones de dólares a cientos de clientes de su empresa de inversiones, incluyendo sus ex compañeros de estudio del Colegio de Belén en West Miami-Dade, que  perdieron un total de $47 millones al invertir $135 millones entre el 2003 y el 2008.  Según los informes electorales, Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Díaz-Balart, Mario Díaz-Balart, Connie Mack, Bob Menéndez, Mel Martínez, Marco Rubio y David Rivera se benificiarion todos del dinero sucio de Cantens.

 El delincuente y miembro eminente de la fauna mafiosa de Miami también compartió el fruto de sus fraudes con el U.S.-CUBA Democracy Political Action Comité, le PAC quién se dedica en Washington a comprar los votos contra Cuba de numerosos congresistas.

  Dedicó igualmente parte de sus fondos robados al representante Connie Mack, brazo derecho de Ros-Ñehtinen en el Comité de Relaciones exteriores en la Cámara Baja.

 Explica El Duende de Radio-Miami: “Cantens , aparte  de  sus contribuciones  económicas   a  los  políticos  Republicanos  de  derecha,  hacía   gala –  para  conquistar clientes  para sus  operaciones financieras  de  estafa –  de  sus  ideas  ultraconservadoras y de  que su  hijo,  del  mismo  nombre  y  apellido  había  sido  prominente dirigente  del  Partido  Republicano  y  Representante estatal  en  la Cámara  del  Estado  de  La  Florida”.