Me pareció que ayer decía lo mismo

Gadafi ha sido asesinado, Gadafi murió en combate, Gadafi cae víctima de las bombas de la OTAN, Gadafi sigue vivo le vieron combatiendo en las calles de Sirte, Gadafi está refugiado en…¿Cuál es la verdad y cuál la mentira? Si ellos intentan controlar la verdad y la mentira, si en el mundo super informatizado y super desinformado de hoy, ellos, el poder global capitalista y los medios que le sirven y los mercenarios que le sirven y los plumas de alquiler, no sienten la más mínima vergüenza cuando engañan al mundo.

Los cinco luchadores cubanos antiterroritas son llamados espías e injustamente castigados a duras penas de prisión, los mercenarios de la OTAN en Libia son revolucionarios,así lo repite una y otra vez  la prensa, pero los revolucionarios no masacran, no asesinan prisioneros, bueno, quien nos cree si la prensa dice todo lo contrario, sobre Cuba se lanzan montañas de lodo, se  miente sin reparo para ensuciar la imagen de la Revolución.

Vivimos en el mundo de la mentira, un compatriota en la calle se muestra maravillado por un pésimo programa de TV Pequeños, algo no se bien, compró en DVDs todos los programas, desborda admiración, al paso le digo, compadre los niños cubanos no necesitan hacer eso, porque el Estado les garantiza la salud y la educación completa y gratuita sin humillarse, pero el asegura que es un buen programa porque lo bajaron de la “antena” es de afuera. Nos inundan con la banalidad y la digerimos a pulso , maravillados como los nativos de nuestra tierra, frente a las bolas de cristal que los conquistadores les cambiaban por oro. Tenemos oro, es verdad que, no todo lo que brilla lo es, pero llevamos la maravilla de nuestra alma, el afán del mundo nuevo, la fe en un mundo mejor, el esfuerzo por construir una sociedad donde el hombre no sea lobo del hombre. Pero algunos nos maravillamos con los abalorios brillantes de la cultura banal capitalista.

Vivimos en un mundo donde la mentira campea por sus respetos, Cuba es brisa frente a eso, viento fresco en medio de la podredumbre. Así llego al agro para comprar algunas viandas, hay una buenas yucas a 1 peso la libra, se ven frescas, se me hace la boca agua al imaginarlas bien aderezadas con mojo, dos o tres compradores y el dependiente discuten de pelota, ellos tienen, cada uno, la fórmula que le permitirá al team  Cuba ganar todos los juegos, cada uno de ellos tiene la razón y todos los demás están completamente equivocados. Compro unas libritas de la cubanísima vianda y sigo en busca de batimentos.

La acera necesita una reparación urgente, las raíces y los años hacen estragos en el cemento, eso hace que la lluvia caída en estos días convierta la acera en puro fango.

Ya en casa enciendo el TV, veo los panamericanos, celebro el cuarto lugar de Cuba. Luego leo las noticias, me parece que ayer decían lo mismo, llueve sobre mojado, solo cambia el nombre del país, ahora son los gobernantes sirios los satanizados. Siria es la próxima víctima, leo “Las fuerzas de seguridad sirias mataron este viernes al menos a 19 civiles” igual, solo que hace unos meses atrás decía Libia, otra vez civiles en peligro, otra vez el Imperio saldrá a “salvarlos” arrojándoles miles de bombas, otra vez el mundo desconocerá la verdad, otra vez veremos combates imaginarios, masacres inventadas que justifiquen reales masacres que nunca denunciará la gran prensa. Misión cumplida en Libia para la OTAN.

Hago un café romántico, barroco (sobre todo eso). Leo que hubo masacre y recompensa que retocan la muerte, el egoísmo reviso pues la fecha de la prensa, bueno parece que ayer decía lo mismo y así termina el día que relato, con un batir de alas en las cenizas, mañana volverá con nuevo impacto el sol que me evapora y me da prisa.