El delito de los insumisos

René González debería estar hoy en libertad, listo para emprender camino a casa. Pero no es así, una jueza del Imperio, determinó mantenerlo alejado de su familia por tres años más. No le permiten regresar a Cuba, debe quedar en Miami. No puede decidirse un lugar peor, esa ciudad es el bastión del terrorismo anticubano, ahí residen los asesinos contra los cuales combatió preservando la seguridad de nuestro pueblo. No bastó la injusta condena contra él y sus 4 hermanos, no fue suficiente el castigo que  cumplió durante 13 años en las prisiones imperiales.

Él es hijo de una nación de hombres libres, que prefieren mil veces morir que ser esclavos y sobre nuestro hermano se descarga hoy la soberbia resentida de los “dueños de mundo”, por no haberse doblegado, por no bajar la cabeza y aceptar el dogal de la ignominia.

El Imperio no perdona a los rebeldes, si buscamos en la historia veremos que no hay justicia para quien les desafía. Un representante de otro imperio, el Príncipe Obispo Greifenclau, en esa época de las guerras de religión que asolaron Europa, frente a las tropas luteranas vencidas pero no derrotadas junto a Tréveris, dijo ante una petición de clemencia lanzada por un oficial de su tropa “No hay perdón, un saqueo no es nada, porque el tiempo repara todos los daños. Pero un insumiso que no recibe su castigo deja una simiente que puede retoñar muchas generaciones después”.

Este pueblo insumiso no puede esperar justicia del Imperio. En las mentes esclavas del dinero y los placeres no cabe que una pequeña isla les plante bandera, les rete, les desmienta, no entienden como resistimos su cruel guerra económica, la carga de lodo de sus mentiras, el sabotaje a nuestra economía, la muerte y la amenaza. No pueden entender a nuestros 5 compañeros, su valor escapa de las rejas y son más libres mientras más dura es la ergástula.

¿Por qué tanta crueldad? ¿Por qué tanto ensañamiento contra 5 hombres inocentes y sus familias y sus compatriotas? ¿Por qué tanto odio? Somos culpables del delito de insumisión y tienen miedo, saben que la semilla de los 5 germinará en suelo estadounidense. El menosprecio de los ricos y poderosos hacia su pueblo, la explotación a la que le someten, es el abono necesario que ya hace brotar  millones de insumisos.

Un comentario en “El delito de los insumisos

  1. Pingback: USA: UN SISTEMA ADVERSARIAL DE JUSTICIA « El Adversario Cubano

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s