EL HOMBRE QUE ASESINÓ A MILES DE JÓVENES CUBANOS

En Miami  no se puede hablar mal de Batista, un libro solicitado por ellos me fue rechazado porque no escribía elogiosamente sobre el período 1952-1958. Hoy es imposible criticar a Batista en los medios masivos miamense. Los batistianos y descendientes de estos celebran fechas que ensangrentaron al país. Los Congresistas Díaz-Balart elogian en público a la dictadura de Fulgencio Batista. Lincoln Díaz-Balart se enorgullece de su padrino de bautizo, el hombre que asesinó a miles de jóvenes cubanos.
Y ESTOS SON LOS MISMOS QUE PRETENDEN REGRESAR A CUBA Y ADUEÑARSE  DEL PODER
Raúl Antonio Capote